Radio Ontinyent
Radio Xàtiva

anunciante

NoticiasLocal

EDITORIAL

La semana anterior valoramos las posiciones de los partidos de Ontinyent excepto de Bloc-Compromís. Los motivos fueron que la mencionada formación está en un proceso de primarias que queríamos comentar. Las primarias aparecieron en nuestro país como la panacea de la democracia. Con ellas, el partido socialista eligió a Borrell y después se lo cargaron. Y así un largo etcétera de despropósitos casi en todos los partidos y cuya principal finalidad de este despropósito es que los aparatos no quieran perder el poder.

La semana anterior valoramos las posiciones de los partidos de Ontinyent excepto de Bloc-Compromís. Los motivos fueron que la mencionada formación está en un proceso de primarias que queríamos comentar. Las primarias aparecieron en nuestro país como la panacea de la democracia. Con ellas, el partido socialista eligió a Borrell y después se lo cargaron. Y así un largo etcétera de despropósitos casi en todos los partidos y cuya principal finalidad de este despropósito es que los aparatos no quieran perder el poder.

Un presidente del Partido Socialista de Ontinyent, en cierta ocasión dijo que como presidente estaba para mandar. Ese planteamiento quizá lo aprendió en la Falange, que es de donde provenía. Por otra parte, Alfonso Guerra dijo que el que se movía dentro del partido no salía en la foto y siendo muy esquemáticos, podríamos decir que los que mandan establecen estrategias para perpetuarse en el poder, y las primarias les impiden ejercer este poder. En los partidos el que hace las listas es el que manda y además lo puede hacer porque, como es el caso de Ontinyent, aquí no se habla de equipos políticos de transformación, sino de empleo de políticos liberados con un salario que seguramente van a tener y con una simple condición, ser hijos de o amigos del que manda.

Aquí no se pactan políticas, se pactan empleos y sueldos y podríamos hacerles una petición a los que dirigen el Ayuntamiento: ¿cuánto dinero nos ha costado cada área, cada concejal, cada librado y con este dinero qué se ha hecho? Cuantas veces han intentado en el pleno, cuantas propuestas han introducido en el pleno, cuantas propuestas han hecho y cómo ha mejorado o empeorado su área de gestión. Y nos encontraríamos con la triste respuesta, que este sistema no funciona y es bueno para estómagos agradecidos.

Las primarias de Compromís son un acto voluntarista que tiene como consecuencia que no haya equipos cohesionados de gestión. Por una parte se elige el cabeza de lista y por otro, según simpatías, se rellena el resto de la lista. Con esto se consigue que las listas no le deban vasallaje al líder, pero pueden estar conspirando cuatro años con el que da la cara ante los ciudadanos. Difícil situación. Lo que hay que cambiar es sin duda, la ley electoral, parecerse más a la anglosajona, en la que los representantes responden ante los barrios. Pero esto es otra historia.

Publicado en Local 01 / 03 / 2019