Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

EDITORIAL

Esta semana ha llegado a nuestras manos la revista “El Llombo”, que trata de los problemas de tráfico en la zona y, en concreto, hace un estudio sobre la repercusión de la chapuza de la rotonda, la cual califica de barrabasada, aparte de otros conflictos nada edificantes para el gobierno de Jorge Rodríguez. La publicación nos parece muy interesante, bien trabajada, pero añadiríamos una cosa fundamental, la que contempla el plan general de Ontinyent, que es la ley máxima de ordenación de nuestra ciudad y que obliga tanto a particulares como a instituciones. Cambiar alineaciones, usos, etcétera, requiere de una modificación del mismo y, en concreto la chapuza rotondera, la barrabasada del equipo de Jorge Rodríguez, no coincide con lo que estaba proyectado en el plan general.

Esta semana ha llegado a nuestras manos la revista “El Llombo”, que trata de los problemas de tráfico en la zona y, en concreto, hace un estudio sobre la repercusión de la chapuza de la rotonda, la cual califica de barrabasada, aparte de otros conflictos nada edificantes para el gobierno de Jorge Rodríguez. La publicación nos parece muy interesante, bien trabajada, pero añadiríamos una cosa fundamental, la que contempla el plan general de Ontinyent, que es la ley máxima de ordenación de nuestra ciudad y que obliga tanto a particulares como a instituciones. Cambiar alineaciones, usos, etcétera, requiere de una modificación del mismo y, en concreto la chapuza rotondera, la barrabasada del equipo de Jorge Rodríguez, no coincide con lo que estaba proyectado en el plan general.

El alcalde debería hacérselo ver. También hemos estado viendo las obras de la calle Tomás Valls, la desesperación de los vecinos ronda ya la sin razón, porque una calle tan estrecha y tan corta no puede estar bloqueada tanto tiempo. Normalmente cuando los vecinos se quejan es porque tienen razón y, el ayuntamiento, en lugar de tomar posturas prepotentes, debería atender sus quejas. En la mayoría de los casos, esto se debe a la cantidad de pelotas que pululan al lado del poder. El equipo de gobierno debería pensar que esto es un espejismo y que lo importante debería ser servir a nuestra ciudad y a los ciudadanos, cosa que estos y sus mariachis se olvidan. Si después de lo que están haciendo y abusando, la ciudadanía les sigue apoyando, se harán cómplices de la sin razón que nos gobierna. Jorge debería reflexionar sobre lo que está haciendo, para eso le recomendamos la siguiente canción de “Mecano”: El uno, el dos y el tres.

Publicado en Local 08 / 02 / 2019