Radio Ontinyent
Radio Xàtiva

anunciante

NoticiasComarcal

EDITORIAL

Algunos políticos, mediocres, creen que la política es el no arte de engañar a la gente o no contar toda la verdad. Nos tememos que en Ontinyent, en el Gobierno de nuestra ciudad, hay unos cuantos de estos. En concreto, el Gobierno de Rodríguez se presentó con un mini programa electoral en el cual nos aseguraba que en esta legislatura tendríamos el hospital, y está terminado la misma y el hospital está peor que cuando gobernaba Lina Insa, con el agravante de que dicho hospital debe responder a las necesidades de nuestra comarca, para tener una asistencia pronta y adecuada a las dolencias de nuestros ciudadanos y nos tememos que el hospital, si es que se hace, responderá a especialidades que son rechazadas en otras áreas de salud por conflictivas.

Algunos políticos, mediocres, creen que la política es el no arte de engañar a la gente o no contar toda la verdad. Nos tememos que en Ontinyent, en el Gobierno de nuestra ciudad, hay unos cuantos de estos. En concreto, el Gobierno de Rodríguez se presentó con un mini programa electoral en el cual nos aseguraba que en esta legislatura tendríamos el hospital, y está terminado la misma y el hospital está peor que cuando gobernaba Lina Insa, con el agravante de que dicho hospital debe responder a las necesidades de nuestra comarca, para tener una asistencia pronta y adecuada a las dolencias de nuestros ciudadanos y nos tememos que el hospital, si es que se hace, responderá a especialidades que son rechazadas en otras áreas de salud por conflictivas.

Lo mismo que pretenden que pase en la finca de Pola, cerca de la urbanización Helios, donde intentan crear una residencia de menores tutelados que han sido rechazados de otros sitios y que, en nuestra ciudad, debido a la debilidad del alcalde, tiene que tragar con todo. Nuestra ciudad se merece volver a ser la cabecera política de las comarcas del interior, como lo era antes de que Jorge Rodríguez se llenara de éxito y, para sus adentros, para sus aduladores, era el más preparado para ser presidente de la Generalitat, por lo que intentó deshacerse de los medios que, en un principio le sirvieron y que después maltrató.

Nuestra ciudad necesita políticos que tengan un proyecto sensato para nuestra ciudad, no necesita un gobierno que, actuación tras actuación, llene Ontinyent de chapuzas, como la que se ha hecho en la rotonda del Conde Torrefiel, lo que se ha hecho en la base del monumento a San Carlos y reconocerle un hecho el quitar la losa de hormigón que tapaba parte del Pont Vell. Esperemos, las próximas elecciones, corrijan estas anomalías, que el alcalde o alcaldesa no estén imputados en nada y que sean un referente orgulloso para la ciudad.