Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasComarcal

El fuego arrasa la sierra de Llutxent y obliga a desalojar a 2.500 vecinos

Se calcula que el fuego ya ha quemado más de 1.000 hectáreas - El incendio descontrolado obliga a evacuar urbanizaciones de Gandia y Barx, y amenaza el paraje natural de El Surar

Un cóctel nefasto de condiciones meteorológicas adversas, después de varios

días de intenso calor coronados por una tormenta, desembocó este lunes en

una jornada negra para los montes que terminó con el mayor incendio forestal

que se ha registrado en la Comunitat Valenciana en lo que va de año. Ya bien

entrada la noche, el fuego iniciado a las tres de la tarde en la partida Pujol de

Llutxent seguía avanzando sin control en dirección norte hasta amenazar el

paraje natural de El Surar, una reserva medioambiental protegida por su

riqueza ecológica donde se concentraban todos los esfuerzos al cierre de esta

edición.

Las primeras estimaciones sobre la zona afectada por las llamas hablaban ayer

de 700 hectáreas arrasadas por el fuego. Por la noche, Emergencias de la

Comunitat Valenciana perimetró la zona afectada en casi 800 hectáreas y, esta

mañana, poco antes de las 8.00 horas, su director, José María Ángel, calculaba

que el área arrasada por el fuego superaría ya las 1.0000 hectáreas.

Tras la retirada de la decena de medios aéreos que llegaron a intervenir en la

extinción, se practicó el desalojo preventivo de, al menos, 2.500 vecinos de las

urbanizaciones Montesol, Rochera y Montepino (Gandia) y La Drova (Barx), en

vistas de la evolución desfavorable del incendio y de la inmensa columna de

humo que llegó a generarse, visible a decenas de kilómetros a la redonda.

El viento, las altas temperaturas y la humedad por debajo del 30 % dificultaron

mucho las labores de extinción. Un cambio en la dirección del aire (de levante a

poniente) a última hora de la tarde impidió controlar el incendio y complicó aún

más la intervención.

La carretera de acceso a Pinet se cerró al tráfico por precaución ante la

proximidad de las llamas, que se quedaron a las puertas de arrasar varias

granjas de la zona, protegidas de forma especial para evitar la explosión de los

depósitos de gas que almacenaban. La Unidad Militar de Emergencias (UME)

desplazó hasta la zona forestal a 120 efectivos y 25 vehículos, que se sumaron

a 9 medios aéreos, una decena de brigadas forestales, bomberos del Consorcio

Provincial, tres autobombas, un agente medioambiental y voluntarios de ACIF.

La zona afectada se quemó hace 30 años, tal como indicó el alcalde de Pinet,

Juan Ramón Chismol, quien también echó en falta una mayor rapidez para

intervenir en la parte del pueblo amenazada. Al de Llutxent se sumaron ayer

otros once incendios o conatos en la C. Valenciana, la mayoría de ellos

provocados por rayos latentes como consecuencia de la tormenta. Ninguno de

ellos llegó a quemar más de una hectárea y todos se encontraban controlados o

extinguidos por la noche.

Lunes fatídico: dos incendios más en los términos municipales de

Ontinyent y Fontanares.

Este lunes por la Vall d’Albaida registró 2 incendios más, uno en Fontanars que

no llegó a una hectárea en la partida de Calderons del Moro, provocado por un

rayo y otro en la sierra de la umbría de Ontinyent.