Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

Editorial

No queremos entrar en la guasa, mal o bien intencionada de algunos, respecto al caso Jorge Rodríguez.

Por ejemplo, dicen que en el Ayuntamiento

d’Ontinyent han puesto una charcutería. Si el asunto no fuera tan grave,

seguramente nos reiríamos y nos olvidaríamos del tema. El asunto está -como

muchos político s denuncian y muchos medios de comunicación hacen eco- que

el político Jorge Rodríguez es obligado a dimitir de la Diputació, como

presidente y diputado, por hechos que el propio PSOE califica de muy graves y,

que, estropean la justificación de los socialistas de la moción de censura por

corrupción generalizada del PP.

Jorge es un supuesto corrupto para la Diputació y es un héroe para los

pesebreros d’Ontinyent, entrando en el lote de la supuesta corrupción y

malversación de fondos, Ricard Gallego y Manuel Reguart. Y ¿qué es lo que

hace el equipo de gobierno d’Ontinyent para salvar el temporal de nuestra

ciudad?

Jorge Rodríguez abandona toda la gestión de sus cargos; no se sabe nada de

Ricard Gallego y deja al frente de todo, teniendo que abandonar sus cargos en

la Generalitat, a la buena de Rebeca Torró. Esta entelequia causa más

problemas que soluciones. La explicación oficial es que se aparta para preparar

mejor su defensa. Esto simplemente no es cierto. Se aparta, o lo apartan, para

ver si amaina el temporal. Cosa que no pasará, aunque el PP d’Ontinyent esté a

otras cosas, Compromís esté implicado y Ciudadanos esté actuando bien, a

este último le falta un músculo. Por su parte, EU no dejará a la presa y todos

mantendrán la presión, porque estamos a menos de un año de las elecciones.

El problema lo tiene, sin duda, nuestra ciudad y el PSOE:

Primero, ¿mantendrán a Jorge Rodríguez un año de vacaciones?¿Presentarán,

con toda la que está cayendo, a Jorge Rodríguez a la alcaldía? Si no lo hacen,

¿no sería mejor pasar página y que Rebeca fuera la alcaldesa efectivo y no

accidental? Y, ¿si presentan a Jorge Rodríguez, ganará las elecciones con

mayoría absoluta, cosa harto difícil? Y si no saca la mayoría absoluta, ¿quién lo

apoyará estando investigado por corrupción? Y, ¿Qué pasa con su equipo?¿Qué

pasa con Ricard Gallego? ¿Qué pasa con José Barberá? Se ha dedicado a

machacar a los medios de comunicación disidentes y ha conseguido que el

mayor apoyo de un alcalde esté por los suelos en menos de 3 años.

¿Rebeca no debería cesarlos a todos? O, ¿es una alcaldesa marioneta movida

por los hilos de Ricard Gallego? Como vemos, la situación presenta muchas

incógnitas que deberían despejarse inmediatamente y no marear más la perdiz.

Jorge Rodríguez dice: “Es posible que me haya equivocado; pero no he metido

la mano en la caja”. Sin duda, es el reconocimiento del perjuicio a la

administración y a los ciudadanos, porque si desoyendo las indicaciones,

contrata a gente sin cualificación, sin curriculum vitae, sin experiencia, y les da

el sueldo de un ministro, difícilmente puede justificar está gestión y menos

decir que no ha perjudicado la caja.

Por el bien de todos los ciudadanos, por el bien d’Ontinyent , por el bien del

PSOE, lo mejor es que dimita. De todos modos, en menos de un año estarán

fuera. Jorge Rodríguez se puede ahorrar mucho sufrimiento y contribuir a la

normalidad institucional en nuestra ciudad.

Publicado en Local 05 / 07 / 2018