Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

La Diputación mejora la seguridad en el acceso al centro de día y a la futura residencia de Ontinyent

El presidente y el diputado de Carreteras han visitado las obras de construcción de la acera entre el camí de les Boles y la rotonda del Pilar, en las que la institución provincial invierte 75.000 euros

Un trazado de 160 metros de longitud que hasta ahora los viandantes debían recorrer utilizando el borde de la calzada, con el consiguiente riesgo de atropello, y que gracias a la actuación realizada por la Diputación de Valencia podrán realizar en condiciones de seguridad.

Jorge Rodríguez ha destacado que estas obras “se enmarcan en el compromiso de la Diputación de vertebrar el territorio no solo para los vehículos sino también para los peatones, dentro de la apuesta transversal que hacemos desde todas las áreas para favorecer una movilidad sostenible. No es momento de obras faraónicas sino de mejoras como ésta, actuaciones que resuelvan problemas del día a día de las personas”.

En este sentido, el también alcalde de Ontinyent ha explicado que esta actuación “se venía reivindicando desde hace tiempo por ser una zona de unión entre el casco urbano con otra más periférica donde además de viviendas particulares están el Centro de Educación Especial, el Centro de Día de Discapacitados y en breve la Residencia de Discapacitados. Una de las exigencias de la Conselleria de Benestar Social para la apertura de esta instalación era que contara con una acera para el acceso peatonal a la misma, una acera que ahora se hace realidad”.

El proyecto contempla la construcción de unos 160 metros de acera en la CV-665, desde su intersección con el camino Les Boles, en el casco urbano, hasta la glorieta que da acceso al Colegio de Educación Especial y a la urbanización El Pilar. En la actualidad, esta zona no está adecuada para el tránsito peatonal, por lo que los viandantes que desean dirigirse a pie al colegio o a la urbanización deben circular por el borde de la calzada en condiciones insuficientes de seguridad. La anchura proyectada para la acera, de entre 3 y 6 metros según el tramo, permitirá aumentar la seguridad de los peatones en estos desplazamientos.

El presupuesto de la obra asciende a 75.000 euros, debido a la necesidad de llevar a cabo en paralelo a la ejecución de la acera la adecuación de una obra de drenaje transversal que discurrirá en subterráneo hasta la glorieta, donde se conectará con la red existente. Además, debido a las condiciones del terreno, ha sido necesario también ejecutar un muro de contención de tierras en el segundo tramo, puesto que el terreno discurre en desmonte.

Publicado en Local 26 / 05 / 2017