Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

ONTINYENT RECUPERA EL REFUGIO ANTIAÉREO DEL REGALL PARA DARLE USO TURÍSTICO Y CULTURAL

El refugio se construyó en noviembre de 1938 con un presupuesto de 33.609'9 pesetas. Cuenta con una superficie construida aproximada de 144'25 m2 y una superficie útil de 117'77 m2, repartidos en una sola planta, y tenía capacitado para proteger entre 500 y 577 personas.

Ontinyent y su casco histórico cuentan con un nuevo punto de interés turístico. Se trata del refugio antiaéreo de la guerra civil situado a la Calle del Regall, a los pies del conjunto histórico del barrio de la Vila, que ha sido habilitado por el Ayuntamiento de Ontinyent para su aprovechamiento turístico-cultural.

Sobre l actuación efectuada, desde el consistorio municipal señalan que “ ha respetado en todo momento la importancia histórica de un espacio que supone un nuevo paso adelante en la potenciación turística del centro histórico de la ciudad, una línea que da continuidad a las acciones impulsadas por el Gobierno de Ontinyent se para potenciar al Palau de la Vila y su entorno",. Las obras han servido para limpiar los accesos, consolidar paredes con riesgo de desprendimiento, ejecutar un sistema de drenaje para resolver las filtraciones de agua y pavimentado la superficie con hormigón poroso armado con fibras de poliéster.

Además, se han reconstruido los peldaños de los dos accesos a las galerías en todo el desarrollo de la escalera, se ha adaptado el espacio para personas con movilidad reducida; y se ha realizado la instalación eléctrica e iluminación según las necesidades. Igualmente, se cuenta con una pantalla donde se puede contemplar un vídeo explicativo de apoyo para las visitas guiadas de grupos escolares, turistas y público en general.

Este refugio, incluido dentro del catálogo de Patrimonio Arqueológico, Etnológico e Histórico de la dirección general de Patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana, fue uno de los que se construyeron en Ontinyent durante la Guerra Civil para proteger la población de posibles ataques aéreos, excavado sobre la piedra.

La capital de la Vall d'Albaida era uno de los núcleos industriales que reorientaron su producción a la fabricación de munición para atender la demanda de armamento de guerra, convirtiéndose así en un posible foco de ataques. En la ciudad hay ahora entre 8 y 9 refugios catalogados, la mayoría de ellos de difícil acceso, y algunos de ellos situados dentro de las fábricas más destacadas, como la de Paduana o Tortosa y Delgado. El refugio del Regall se convierte así en el primero que se recupera de todos los que hay actualmente registrados. Se eligió este en concreto por su rehabilitación porque actualmente es el único al cual se puede acceder.

El refugio se construyó en noviembre de 1938 con un presupuesto de 33.609'9 pesetas. Cuenta con una superficie construida aproximada de 144'25 m2 y una superficie útil de 117'77 m2, repartidos en una sola planta, y tenía capacitado para proteger entre 500 y 577 personas. Tiene dos accesos situados en la calle del Regall que recaen en la calle con tránsito de peatones, a los que se accede mediante dos puertas metálicas insertas en el muro de piedra del núcleo histórico y que conducen a las galerías.

Publicado en Local 11 / 04 / 2016