Radio Ontinyent.com

anunciante
TV A la carta Canal Youtube

NoticiasLocal

ONTINYENT LANZA UNA TARJETA SOLIDARIA PARA SUSTITUIR LOS VALES DE ALIMENTACIÓN

El ciudadano beneficiario puede así comprar un gran número de productos alimentarios, incluidos los frescos, a decidir por él mismo. No estará sujeto a la disponibilidad de un stock limitado, ni tiene que ir a un centro en concreto.

Alrededor de 200 familias usuarias de los Servicios Sociales de Ontinyent van a contar con una tarjeta social para adquirir alimentos sin tener que emplear los actuales vales de alimentación. Así será después de que el alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, y el Director Comercial de CaixaBank en la Comunidad Valenciana, Felipe Pulido, hayan firmado un acuerdo por el cual se pone en marcha este servicio de tarjeta monedero, con el objetivo de favorecer a estas personas tanto evitando su estigmatización como permitiéndolos escoger una gran diversidad de alimentos en cualquier comercio de la ciudad.

Jorge Rodríguez destacaba el acuerdo como “un paso aparentemente pequeño pero de gran importancia en la dignificación de las personas en situación de vulnerabilidad”. El alcalde explicaba que al comenzar la legislatura encomendó al regidor coordinador de Política para las Personas, Jaime Peris, que buscara la fórmula porque se respetara la libertad de elección de los usuarios de servicios sociales para elegir aquello que comen y donde lo compran.

Por su parte, Felipe Pulido explicaba que este servicio ya ha sido testado en otras instituciones como los ayuntamientos de Barcelona y Valencia o el Gobierno Balear, y agradecen la iniciativa del Ayuntamiento de plantearles esta propuesta de colaboración.

El saldo de la tarjeta monedero vendrá definido por los Servicios Sociales municipales. El usuario, una vez el trabajador social prescribe la ayuda, dispone de una tarjeta monedero activada con saldo "0", pendiente que en unos cinco días se le active con el importe decidido. Conjuntamente con la tarjeta se le facilita un folleto informativo de su funcionamiento y un listado imprimido de las ofertas y descuentos que los establecimientos adheridos le harán para ser usuario de la tarjeta.

Esta tarjeta sólo es operativa en los establecimientos que tienen CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) de alimentación. Se podrán realizar consultas del saldo en cualquier cajero automático de la red de "CaixaBank", y no se podrá sacar dinero en efectivo. El ciudadano beneficiario puede así comprar un gran número de productos alimentarios, incluidos los frescos, a decidir por él mismo. No estará sujeto a la disponibilidad de un stock limitado, ni tiene que ir a un centro en concreto.

Posteriormente, y de acuerdo con el Plan de trabajo definido por los Servicios Sociales Municipales, el usuario tendrá que dar cuenta, acreditando el uso del dinero otorgado por el Ayuntamiento. Las tarjetas, una vez utilizadas, podrán tener remanentes no gastados, que devolverán dos veces al año en el Ayuntamiento y realimentaran el fondo de ayudas sociales.

Publicado en Local 18 / 02 / 2016